Identidad

Misión

Bicentenario

Dónde estamos

Actualidad Mic

Inicio Publicaciones Bicentenario Signos Solidarios Voluntariado Mic Videos Mic Pastoral Juvenil Laicos Fotos Contacto

Nuestra identidad

¡Novedad! Vídeo completo de Madre Alfonsa Cavín

Introducción a la vida de Madre Alfonsa Cavín

Infancia y primeros pasos

Un 17 de noviembre del año 1816 nacía en Scey-sur Saône (Francia) una niña que venía a ocupar el sexto lugar en la familia Cavin. Le dieron el nombre de Felicia.Creció en un ambiente familiar acogedor. Era hija de un forjador y debió contemplar más de una vez qué era eso de templar y golpear el hierro, dándole forma.
Esto, tal vez, la hizo tenaz y enérgica para realizar todo lo que pasaba por su mente y su corazón. Luces intermitentes se fueron cruzando en su camino, mezcladas de esperanza, ilusión y utopía. Todo esto le llevó a dar un sí a la vida, a su crecimiento humano, cultural, moral y espiritual, que preparó la buena tierra y... la semilla pudo ser acogida en Felicia, empezando a germinar allá, en Burdeos, cuando ingresa en la Congregación de la Sagrada Familia en 1843.

Cambio de nombre, formación, búsqueda...

Ya no la llamarán Felicia; también su nombre cambió, y desde entonces la llamamos Alfonsa. Muchas otras transformaciones se fueron realizando en ella en esa etapa de formación y preparación hasta sellar su pacto de fidelidad y compromiso.
Pronto vendría el envío de sus Superiores a una fundación en España: Mataró, 1846. Este lugar despertó en ella nuevos horizontes e ilusiones, zozobra, paz e inquietud. En esa mezcla de sentimientos, "la semilla” echaba raíces, crecía hacia dentro, en profundidad. Mientras...sus oídos escuchaban voces contradictorias, pero con un susurro convertido en grito: las niñas, huérfanas y sin cultura, enfermos y ancianos desamparados, te necesitamos, no abandones la obra comenzada”.
Con su mirar hacia dentro y hacia fuera, con un oído fino y atento a sintonizar con el pueblo, con una vida apoyada en la roca firme, Cristo Jesús, Alfonsa busca y encuentra.
Siente una nueva llamada, a la que, con riesgo, responde con un Sí comprometido el 4 de agosto de 1850.

Fundación Mic - Dar y generar más vida

Esto le obliga a decir un No a su familia religiosa, y da origen así a la Congregación de las Misioneras de la lnmaculada Concepción.
Y entre ese Sí y ese No, hubo dolor, hubo lucha ... como hay para ti y para mí al ir buscando el querer de Dios, ese Plan suyo sobre cada uno de nosotros, sus hijos e hijas.
Cuando Dios entra en una vida, rompe esquemas y nos introduce en otra lógica distinta a la de la razón. Esta "semilla”, que pudo germinar y crecer, es hoy aliciente e impulso para las que formamos la familia MIC; pero es también expectativa para jóvenes que, como ella, quieran entregar y arriesgar su vida por algo que vale la pena:
Dar vida, promocionarla, generar más vida.

Para más información clica en cualquier opción: